Poemas de Adonde marchaba

Adonde marchaba

Portada de Adonde marchaba

NOSTALGIA

DE UN MAR DISTINTO

 

Sucedió ahora, pero ayer,

Y desde ayer mañana:

Saltar, sumergirse.

 

No saber si fue sólo

Saltar y sumergirse.

Encaramarse desde el agua clara

Hasta una roca, saltar

Y sumergirse.

Una roca en medio del mar limpio

De Marsella, encaramarse, vértigo,

Saltar y sumergirse.

 

 

 

*

 

 

 

El cuerpo esforzado de un adulto

Encaramándose como el de un niño,

Con los niños,

A lo más alto de una roca blanca,

Saltar y sumergirse.

 

 

 

*

 

 

 

Toda esa agua otra vez,

Como desde siempre

—Vértigo del tiempo—

Aquí en este lugar de un mar distinto,

Haciendo el círculo sobre tu piel,

Una onda translúcida, heráclita

Circuncisión, laberinto

De agua en el que caer, y sumergirse.

 

 

*

 

 

¿O sólo fue la voz de aquellos niños…

Que me llamaron monsieur?

 

La palabra monsieur en lo más alto

De la roca iluminada,

El monsieur de los niños

Que me dijeron oui, c’est profond, puede

saltar

Y sumergirse.

 

 

 

 

MURALLAS PARA UN INCOMPETENTE

 

Nací tan malo para competir

—Pablo Neruda—

 

Es cierto que nací tan malo para competir

¿No ves a mi alrededor los muros que me protegieron?

¿La doble muralla de Carcasona

la mismísima muralla china o

el agua donde me ahogo cada vez que quiero salir

de la estrella de Willenstad, o

lo que a veces es peor,

el Océano, continental, Atlántico, que nos aísla?

La isla no es la porción de tierra que pisas

sino el inmenso mar que la rodea

Es por eso que yo siempre pongo tanta agua

entre quien soy y la multitud:

No me verás jamás hacer cola

Detesto los supermercados

las grandes catedrales, los multicines

los aledaños populosos de los estadios de fútbol

el Louvre

las fiestas lustrales

las hacinadas playas del mediterráneo español

las discotecas, las iglesias, las verbenas

los bautizos, los mítines, los conciertos

Detesto este mundo untado en hombres

sus poblados continentes olor a carne

No se me da lo de competir por un trozo de suelo

por un resquicio de aire

por una punta de pan, por un fisco de cielo

Me moriría si no me dieran un salvavidas a tiempo

y porque sí

por la cara

sin más requisitos que el derecho a existir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s