Reflexión

Puentes

IMG_8237

Artículo publicado en el suplemento cultural “El Perseguidor”, de Diario de Avisos

Es evidente la quietud. Afecta a la economía. Las personas se apalancan. El futuro –el futuro del conjunto— se apaga. En la isla solo los que lo tienen conseguido sostienen y se sostienen. “Funcionarios y jubilados”. Se echa en falta el fluir tan propio de la contemporaneidad. En este sistema resulta indispensable asociarse, atraer, tender puentes, hacer autopistas. Velocidad, en la medida de lo posible; comunicación. No una comunicación de los de adentro con los de adentro. La endogamia es lo contrario que un puente. Los puentes de las islas son el mar, el aire, las telecomunicaciones. Por ahí es por donde se llega (ir y venir, llevar y traer). Mostrar la propuesta de valor, utilizar los canales adecuados, ofrecer, vender.

El motor de los puentes es la mentalidad (la educación). Hay cercos del individuo que son mentales, límites autoimpuestos.

Qué se ofrece, cómo, a quién, a quién hay que ofrecérselo que no se le haya ofrecido. Por qué no ofrecérselo. Por qué no quiero que venga, y, si viene, no lo trato. Por qué no disponer mi mejor oferta para él. Por qué la dejo, esa oferta, de un modo que me denigra, que habla mal de mi disposición o, peor, propala mi incapacidad; por qué la dejo de un modo que sé, además, que no va a gustar. El que llega y se queda, con su sueldo o su pensión o sus ahorros, es fuente de riqueza, sea de donde sea. Lo es incluso quien llega atesorando solo su fuerza de trabajo: por su fuerza de trabajo y, también, porque es la posibilidad de un puente con otro territorio. El fluir conviene. Me conviene. A veces hay que mirarse con los ojos del otro para poder disponer lo propio. Pero, para poder mirarse con los ojos del otro, hay que conocerlo.

El principio del puente es uno mismo, la mentalidad propia, la imaginación. El puente, primero, hay que soñarlo. No se construye un puente sin haberlo dibujado y proyectado hacia el futuro.

Resulta sorprendente que, a veces, quien más necesita el puente, le dé la espalda; ensoberbecido, desconfiado. Y entonces la quietud, la carencia, el apalancarse. Por qué hacer propuestas de valor solo para los de aquí, desechando la posibilidad de tender un puente. Y por qué no proponer una oferta para llevar afuera, para alcanzar allí, donde quiera que esté quien pueda consumirla: el mundo es enorme y habitado. ¿Nada que ofrecer? No es cierto. ¿Imposibilidad para producir esa oferta? No es verdad.

Todos los lugares del mundo pelean por esos flujos (de personas, de recursos, de capital). Tenemos multitud de ejemplos de cómo lo hacen, a distintas escalas. La cultura es una de las grandes portadoras de valor. Literatura, cine, música, arte, teatro; y también el patrimonio, la arquitectura. Entonces la propuesta de ocio: restaurantes, tiendas, paseos, naturaleza, parques, playas; así como experiencias: esquí, navegación, bicicleta, submarinismo, vuelo, senderismo, escalada, equitación… Las fiestas, las costumbres propias, la gastronomía y productos del lugar, la artesanía; siempre hay tanto que ofrecer cuando uno se pone a ello; cuando en ello te va la vida.

El estudiante excepcional, el que pueda ir a Harvard, debe ir –he ahí una buena inversión pública—. El que se va no es una pérdida (salvo que sea un renegado, que no tiene porqué) sino la posibilidad de un puente. Los puentes se tienden entre personas. Tener gente afuera es un recurso.

Por supuesto, la capacidad para cambiar o mejorar el curso de las cosas es, mayormente, de quienes tienen el poder y la economía, sin que ello signifique que quienes no tienen el poder y la economía no atesoren capacidad alguna.

Fotografía © Melini, 2016

Anuncios

Un pensamiento en “Puentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s